Archivo de la categoría: Pelis

Rozando el enamoramiento: Buscando un beso a medianoche

Estándar

Creo que hacía meses y meses que una película no me parecía tan genialmente buena.  La he descubierto sin grandes pretensiones. En mitad de una siesta sin importancia y dándome lo mismo ver una pelicula de Antena 3 que un peliculón. Por eso, aun he podido saborearla más.

“Buscando un beso a medianoche” es un viaje jovial, cómico y tierno a través del amor, el sexo y el romanticismo moderno el día de Fin de Año. Wilson, un joven de veintinueve años que acaba de pasar el peor año de su vida, es nuevo en la ciudad, no tiene ninguna cita, ningún plan concreto, y tan sólo desea encerrarse a cal y canto para olvidar el pasado. Hasta que su mejor amigo, Jacob  le convence para colgar un anuncio clasificado en Internet, bajo el apodo de Misántropo. Le contesta Vivian, una mujer tenaz empeñada en estar con el hombre ideal al sonar las campanadas. Así comienza una aventura caótica, hilarante y emotiva por las calles de Los Ángeles. A medida que pasan las horas, la vulnerabilidad emocional, el humor y la agridulce sinceridad les esperan a la vuelta de cada esquina.

Es una peli que consigue llevarte de la risa a la emoción, de la emoción a la la tristeza y de la tristeza a la ternura. Con una narración increible y una fotografia que te llega a tocar la fibra sensible. El formato de la peli me ha recordado muchisimo a “Antes del amanecer” y “Antes del atardecer”.

Me he enamorado de la película y del papel (y el actor, of course) del protagonista masculino. Creo que todo mi cuerpo ha soltado un “Wooowwwwww” cuando ha aparecido a todo tamaño en la tele grande de mi casa. Hacía años que un actor no me parecía tan tremendante sexy y achuchable.  Scoot McNairy, se llama el chico.

Él, una alegría para la vista…La peli, una alegría para el corazón.

Sinopsis obtenida de “La Butaca”

Trailer

mi vida sin mi

Estándar

424px-mi_vida_sin_mi_poster.jpg

Hace mas o menos un mes, vi una peli que me sobrecogió. Ha sido una de las peliculas que más me han gustado en toda mi vida.

Para quien no la haya visto (me imagino que seréis los menos porque es del 2003) la sipnosis es la siguiente:

“Ann tiene 23 años, dos hijas, un marido que pasa más tiempo en paro que trabajando, una madre que odia al mundo, un padre que lleva 10 años en la cárcel, un trabajo como limpiadora nocturna en una universidad a la que nunca podrá asistir durante el día… Vive en una caravana en el jardín de su madre, a las afueras de Vancouver. Esta existencia gris cambia completamente tras un reconocimiento médico. Desde ese día, paradójicamente, Ann descubre el placer de vivir, guiada por un impulso vital: completar una lista de “cosas por hacer antes de morir”.”

Durante toda la peli hay frases que hacen que se te coja un nudo de estos de “no quiero llorar porque soy fuerte”. Una de ellas, ésta:

“Rezas para que esta sea tu vida sin ti. Rezas para que las niñas quieran a esta mujer que se llama como tú y para que tu marido acabe por quererla. Para que vivan en la casa de al lado y las niñas usen el remolque para jugar a las muñecas y apenas recuerden a su madre que dormía de día y las llevaba de viaje en canoa. Rezas para que tengan momentos de felicidad tan intensos que cualquier pena parezca pequeña a su lado. Rezas a no sabes qué ni a quién, pero rezas, y no sientes nostalgia por la vida que no tendrás, porque para entonces habrás muerto, y los muertos no sienten nada. Ni siquiera nostalgia.”