Archivos Mensuales: noviembre 2009

El hotel con más estrellas del mundo

Estándar

7 estrellas. Ni una más ni una menos. La clasificación normal de los hoteles va de 1 a 6 estrellas pero por sus características  no podía tener 6 estrellas…así que sólo para él crearon la categoría de 7.

El hotel con más estrellas del mundo se encuentra en Dubai (Emiratos Arabes) y se llama Burj Al Arab. Está situado en el mar, sobre una isla artificial localizada a 270 metros de la playa en el Golfo Pérsico, la cual está conectada a tierra firme mediante una carretera.

Según los números cuenta con:

0 habitaciones normales (todas son suites de dos plantas)

1 helipuerto: situado en el punto más alto del hotel.

9 restaurantes: uno de ellos se encuentra bajo el mar y el otro en una plataforma voladiza ofreciendo una imagen panoramica de Dubai.

202 suites dobles ( La superficie de las suites van desde 169 m² a 780 m².)

321 metros de altura

1.600 euros a 24.000 euros es lo que cuestan las suites.

La Suite Real tiene 1 sala de cine privada, varios jacuzzis, camas giratorias, 27 teléfonos, varios televisores de plasma de 42 pulgadas (el más pequeño) y ascensor privado.

Y sin números:

La construcción del hotel se ha  realizado utilizando los mejores materiales del mundo; granito azul bahía de Brasil, mármol de Carrara para pisos y paredes, mármol de Statutario en la recepción, piedras preciosas del norte de Italia, mosaicos árabes, columnas y techos con revestimientos de láminas de oro de 22 kilates de la India…

Cuenta con mayordomos y asistentes personales en todo momento, internet en cualquier parte del hotel, ordenadores portátiles y por supuesto todo tipo de tiendas y servicios, selectos bares, canchas de golf, SPA, piscinas, gimnasio, servicio de Rolls Royce, etc.

Increible. Me lo apunto en la agenda para cuando sea rica :)

Para saber más podéis visitar:

Mi Moleskine Arquitectónico

Planeta curioso

Gracias Caic por la información ;)

Anuncios

Hoteles en Londres: Blue Bells o el peor hotel de la historia

Estándar

londonHace un par de fines de semana hice un viaje a Londres. Es uno de esos viajes en los que casi todo lo que puede salir mal, sale mal. Lo peor de todo fue el hotel en el que nos alojamos y quería dejar constancia de ello, por si sirve de ayuda para personas que estén pensando alojarse en ese hotel. Un consejo: NO LO HAGÁIS!! HUID AHORA QUE PODÉIS!!!

Todo comenzó la tarde en la que elegimos el hotel, el Blue Bells de Notting Hill. No os creáis que lo elegimos al tun tun….NO…pensabamos que por las fotos que habíamos visto (aun a sabiendas de que las fotos nunca dicen toda la verdad) y por los comentarios muy  positivos que habíamos leído en muchas páginas sobre él, era perfecto para nosotros. Situado en Notting Hill tendríamos fácil acceso al mercadillo de Portobello y una buena combinación de líneas de metro.

El hotel lo reservamos a través de clickbed y tengo que decir que en ningún momento tuvimos problemas con ellos. Se equivocaron en el importe de la reserva, pero en cuanto se lo comunicamos remediaron el error inmediatamente; así que por ellos todo ok.

El problema empezó cuando llegamos al hotel. La primera impresión no es mala. Una típica casa blanca de las que suele haber muchas en ese barrio, puerta de color naranja, etc….todo parecía típico y perfecto. En el hall del hotel pude comprobar que todo estaba enmoquetado con una moqueta de color rojo y que tenía una gran cantidad de manchas y varios rotos en los peldaños de las escaleras.

Cuando estábamos haciendo el checking en la recepción, de repente escuchamos un estruendo como de un tren que pasaba muy muy muy cerca. Pues bien, el hotel debe estar ubicado justo encima de la zona por donde pasa el metro porque cada 3 minutos se oía un ruido bastante fuerte de un tren al pasar. Habíamos reservado dos habitaciones, una de ellas nos la dieron en la segunda planta, o sea, mas alejada de los infiernos y por lo tanto del ruido del metro…pero  la mía estaba en la planta subterránea del hotel. No exagero nada cuando digo que en la habitación, cada 3 minutos temblaban las paredes y los cristales de la ventana…la habitación se caía del ruido. Nos tuvimos que quedar con la habitación ruidosa.

Al día siguiente, con las ojeras pintadas en mi cara (adiós al salir con buena cara en las fotos) el desayuno con poca variedad y el café malo y frío. ¿por qué son tan malos los ingleses haciendo café?. Una vez que habiamos desayunado, dejamos las llaves en recepción y con el bolsillo lleno de libras nos dirigimos al mercadillo de Portobello, situado sólo a un par de manzanas de donde nos alojábamos. Vimos aquello, hicimos compritas y como nos esperaba un día duro de visitas y paseos por Londres, decidimos volver al hotel a soltar las bolsas.

Cuando llegamos nos encontramos con la segunda sorpresa del viaje: con la excusa de que mi habitación era las mas grande y que la necesitaban para alojar a otros inquilinos  y mientras que habíamos estado fuera, habían entrado a nuestra habitación, habían abierto nuestras maletas, nos habían guardado la ropa que habíamos dejado encima de la cama, etc. En resumen, habían tocado y abierto todas y cada una de nuestras pertenencias.  Y por último, sacaron nuestras maletas  y las pusieron en un rincón de la recepción, apelotonadas y a la vista de todos.

Quizás el post me quedó un poco largo…Así que a modo de resumen diré: EL HOTEL BLUE BELLS ES UNA PORQUERÍA Y EL TRATO AL CLIENTE ES UNA AUTÉNTICA MIERDA. Creo que esa frase deja totalmente clara mi opinión. Si me hubiera ido a cualquier albergue seguro que hubiera dormido mejor, nadie habría registrado mis pertenencias y por supuesto, me hubiese salido mucho más barato.